MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Paleoduna: tamices y vestigios Cartagena - Población José Arellano, Valparaíso - 2019 Residente: Comunidad Catrileo Carrión
Publicado: 21 de febrero de 2020
Poyewün Nütramkan 32: Diálogos de Familia XVI / Diálogos entre los pueblos VI

 

Colectivo Cuerpo Mumo / PAIM Cartagena – La Ola, Playa Chica

 

Y llegó el día del estreno, para el día de la lengua materna, donde las lamngen del PAIM de Cartagena organizaron un evento en que tuvimos la fortuna de tener doble participación; con la obra de danza Reñma y el poder compartir el kimün del witral mapuche. Llegamos temprano para armar la escenografía, era nuestra primera vez transportando la estructura para armarla en el lugar del estreno, por lo que era crucial estar atentxs a todos los pequeños detalles que muchas veces terminan entorpeciendo y/o dañando los materiales. Nos dimos cuenta que los listones y plataformas que componen la escenografía deben ir pintados de color negro para tener menor peso visual que el material en bruto (aunque en su mayoría sea cepillado); nos dimos cuenta también que la tela con los murales que al ir grapada a la estructura, solo se iría debilitando con cada montaje/desmontaje; surgió la idea de coser ambas caras que antes se grapan a la estructura para colocar las telas como una funda, que al hacerse cuidadosamente, preservará mucho mejor la tela y la pintura. Una vez armadas las estructuras y el escenario dispuesto, fuimos al camarín a prepararnos, nos sacamos los zapatos, nos vestimos, y lxs bailarines comenzaron a maquillarse; estábamos nerviosxs y ansiosxs, pero compartiendo un sentimiento, una sensación de que saldría lo mejor posible, fuimos dispuestos a darlo todo. Comenzó la lamngen Karina del PAIM de Cartagena con unas palabras, saludando a lxs asistentes y presentando la actividad, le siguió el lonko Rubén Antipán, quien, como autoridad mapuche se dirigió a lxs asistentes. La hora de la aparición en escena llegaba, nos miramos a los ojos, no dejamos ningún par de ojos sin mirar e hicimos afafan, la lamngen Karina nos llamó a escena y lo dejamos todo en el escenario; al público le encantó la puesta en escena, nos siguió el taller de mapuzungun, cuentacuentos y llegó el momento de compartir el kimün del witral mapuche, usamos el witral como una manera activa de comprender la cosmovisión y abrirse desde el hacer a las prácticas mapuche; nos amarramos a la tierra y damos vueltas alrededor del witral, cuidando que no nos quede suelto, ni muy tenso; sobre estos ciclos que van de la tierra al cielo, trazamos nuestro camino, tramando la pieza en el tránsito cordillera-mar. Nos enseña también que la naturaleza y la vida es abundante, al momento de tramar una línea, el witral regala la siguiente. Nos enseña con los tonones y cordones que nuestro devenir está compuesto por múltiples préstamos, ya sea de nuestrxs ancestrxs o de otros pueblos. La actividad finalizó con el rapero mapuche JuanJeH y sus letras ricas en mensajes de reivindicación del pueblo mapuche.

Bitácora de la residencia
« Ir a residencia