MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Paleoduna: tamices y vestigios Cartagena - Población José Arellano, Valparaíso - 2019 Residente: Comunidad Catrileo Carrión
Publicado: 18 de diciembre de 2019
Poyewün Nütramkan 6 – Diálogos entre los pueblos

Celebración día del migrante – Ex Residencial El Castillo

 

Partimos hacia la celebración del día del migrante, en la Ex Residencial el Castillo, donde conocimos a la lamngen Daniela Páez, quien es parte del equipo del Programa Asuntos Indígenas y Migración de la Municipalidad de Cartagena, que junto a la lamngen Karina Barrientos llevaron a cabo la actividad que incluyó candombe, baile afro y un conversatorio, donde nos enfrentamos a una cruda realidad al momento de entablar diálogos afectivos con otros pueblos; la barrera idiomática se vuelve la primera frontera. Nos preguntamos ¿Cómo concebir un estado plurinacional sin entendernos afectivamente? ¿Cómo lograremos compartir y abrir nuestras culturas sin caer en lógicas de sincretismo u otras prácticas coloniales? Quizás en nuestro afán humano de clasificar y preservar, cristalizamos ciertos elementos de un sistema que en su mayoría es no-humano, negándonos la oportunidad de que estos fragmentos se adapten, aprendan e incluso se resignifiquen. ¿Cómo balancear esa delicada dualidad entre preservación y adaptación? Creemos que las cosmovisiones son la piedra angular (y que provee de lógica) a las sociedades, el ancla que evita que las naciones deriven hacia lógicas voraces, capitalistas, coloniales, racistas, fascistas; cosmovisiones que han sido las primeras víctimas de guerra en los procesos de evangelización y conquista. No queremos idealizar a los pueblos originarios, tan solo queremos poner luz en que un pueblo que no practica y honra su cosmovisión, está destinado a diluirse en las arenas del tiempo. ¿Cuántas tribus habrá visto pasar la Paleoduna? ¿Cuántas capas de diálogos nunca realizados se han esfumado con el viento?¿Cuántas más permitiremos?

 

 

Bitácora de la residencia
« Ir a residencia