MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Rebalses Los Choros - La Higuera, Coquimbo - 2018 Residente: Colectivo Caput
Publicado: 29 de abril de 2019
Gráfica Choronga en la casa!

Luego de encender las cuerpas de todxs lxs niñxs a través de una reflexión colectiva, por fin comenzamos el proceso de estampado.

Toda la escuela tomo aires para dedicarse a grabar en telas y poleras, los mensajes que habían creado durante el proceso creativo. Por lo tanto, el desorden se hacía mágico y la necesidad por decir lo que pensaban a través de elementos simbólicos, mensajes textuales y dibujos literales, era ansioso pero refrescante, casi perfecto, en tanto las discusiones siempre estaban presentes por alguna mancha de tinta o algo que los hacía caer en la frustración. Sin embargo, la manifestación del error era una proyección de nuestro discurso, así es que en ese caso, cualquier tipo de discusión o enojo se diluía.

Para finalizar este proceso de producción, decidimos montar los trabajos en una parte iluminada de la escuela de Los Choros, pudiendo ver con buena iluminación toda la labor creativa y sistemática de estudiantes y apoderados. Un trabajo en conjunto con fines comunitarios.

A las 19 hrs. toda la comunidad escolar estaba citada en el establecimiento educacional. Primero presentamos uno de los videos de Señales de Humo, donde invitamos a Catalina Navarro para que nos contara sobre su cotidianeidad y cómo articula su vida dentro de la comunidad de El Llano. Luego de esta emblemática proyección, donde todxs se sorprendieron de ver su entorno, nos encaminamos a observar la gráfica choronga. Esa manifestación clara a través de la tinta y la impresión por sacudir nuestras energías.

Para finalizar, pasamos al comedor de la escuela para tomar el chocolate caliente que nos tenía preparado Margarita y Claudia. Ambas trabajadoras de la escuela, quienes mediante el cariño y el compromiso, elaboraron una once compartida repleta de dulces y calor.

Bitácora de la residencia
« Ir a residencia