MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Rebalses Los Choros - La Higuera, Coquimbo - 2018 Residente: Colectivo Caput
Publicado: 4 de mayo de 2019
Los Choros Vale Oro! Los Choros es un tesoro. Por una política de la defensa medio ambiental desde los afectos y la práctica de la resistencia.

Estamos todxs listxs para empezar la inauguración de la tan esperada exposición.

Vamos llegando al espacio cuando vemos a gran parte del pueblo aposado en las afueras del museo. Todxs muy bien vestidos, y ante todo, felices de poder compartir un tiempo de fiesta y reconocimientos.

Cuando dieron las 19 pm. las puertas del lugar se abrieron por completo. No obstante, mantuvimos las luces de las salas apagadas hasta inaugurar con un discurso. Todxs pasaron al patio de olivos del museo tomando asiento en una disposición semi circular. Ya una vez todxs con su copa en la mano, invitamos a abrir el espacio a Ma. Rosa Cortés, funcionaria de Red Cultura del MINCAP de Coquimbo. Ma. Rosa luego de agradecer la presencia del pueblo casi completo, pasó a manifestar el interés de la Seremi por seguir trabajando con la comunidad chorera, puntana y llanera, comentando lo bien que le hace el arte y la cultura a la comunidad. Con un aplauso de por medio, tomamos la palabra para ser interrumpidos por Maud Ferrés, vecina de la comunidad de El Llano, quien nos sorprendió con un regalo textil que había estado bordando para nosotros. Todxs muy contentos escuchamos sus sabias palabras que expresaban el amor que contenía aquel momento. Pero rápidamente tomamos de nuevo la palabra, y es que el frío y las ganas de abalanzarnos a observar las obras se nos hacía eterno, así que debíamos decir lo que teníamos pensado y ser enfáticos en la necesidad de defender el territorio.

Después de todo y con sentimientos enfocados en la honestidad y la amistad, pudimos expresar nuestra experiencia y nuestra apreciación de las cosas. Fuimos fuertes y seguros de decir lo importante que era cuidar nuestro medio ambiente, y el orgullo que todxs debíamos tener por pertenecer al lugar de los hechos. Sin miedo a reparos o juicios políticos, fuimos valientes de promover el territorio de Los Choros como una reserva ecológica a partir de la convivencia humana, y para ello, era fundamental comprender los procesos que venimos construyendo durante estos casi 5 meses de residencia. Una vez agradecidxs por ello, invitamos a encender las luces de las salas y apreciar el trabajo de tantxs expuestos en aquella frágil materialidad como la madera, el hilo, el texto y la imagen.

No tenemos duda que la labor comunitaria afectó a todxs. El orgullo por ser parte del trabajo y del territorio mismo era manifestada a cada momento a través de la fotografía, la conversación y el reconocimiento de pares.

Comimos, conversamos, cantamos y bailamos. Nos reímos durante horas y compartimos un mismo tiempo alrededor de historias y relatos enmarcados en un contexto particular. Sin importar diferencias partidistas en el estricto rigor político, pudimos afrontar las causas y consecuencias del estado de las cosas, permitiéndonos todxs, afrontar la responsabilidad de la lucha y la resistencia mediante el ejercicio constante de la acción cultural y social.

Horas antes de encender la exposición, nos reunimos lxs interesadxs en cultura de toda la comunidad, el nivel de asistencia fue realmente sorprendente! Llegó mucha gente, lo cual nos entusiasmó a dialogar sobre las posibilidades que tenía el pueblo en vinculación con el MINCAP.

Desde nuestra parte, pudimos dar cuenta de todas las acciones realizadas durante el proyecto, y cómo percibíamos el arte y la cultura en el territorio. Las oportunidades que existían y las probabilidades de ampliar los espectros sociales del lugar. Desde la Seremi, se enfocaron en las dimensiones comunitarias que ofrece el Estado y cómo estas pueden ayudar a crear nuevos espacios de reflexión y por supuesto también de producción.

Creemos que fue una reunión importante, nutritiva y por cierto ensalzadora para que ocurriera todo lo que sucedió algunas horas después durante la festividad de apertura.

Bitácora de la residencia
« Ir a residencia