MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Rebalses Los Choros - La Higuera, Coquimbo - 2018 Residente: Colectivo Caput
Publicado: 24 de marzo de 2019
San José de los Choros y los bailes chinos

El sábado por la mañana comienza el movimiento en el pueblo, se inicia la llegada de diversos bailes religiosos de las distintas localidades de la comuna para celebrar a San José.

Días antes comienzan los preparativos, aquí los vecinos limpian sus veredas, decoran con guirnaldas las calles del pueblo y construyen arcos florales por donde el santo pasará el día de la procesión

Los distintos bailes y cofradías llegan el sábado por la mañana, algunos se acomodan en la junta de vecinos del pueblo, allí comienzan los ensayos, el sonido de bombos, cajas y platillos resuenen por las calles del poblado. La señorita Melania, encargada de la Iglesia local, es un personaje clave en la organización, ya que además de conocer la genealogía de los distintos clanes del pueblo, es la encargada de comandar la fiesta de San José, festividad que, junto a la fiesta de la aceituna, son los dos momentos donde el pueblo recibe la mayor cantidad de visitantes.

FERIA

Como toda fiesta religiosa, debe estar acompañada de una buena feria de variedades, la que de la mano de la pesca milagrosa y locales de comida rápida, le ofrece al pueblo una posibilidad de divertirse y adquirir productos novedosos. Adultos, jóvenes y niñxs son víctimas del delicioso consumismo que produce cualquier feria itinerante.

AL HOMBRO

A las cuatro de la tarde del domingo 24 de marzo se realiza la procesión de San José, un recorrido que atraviesa las distintas calles del pueblo, donde el santo observa al poblado desde la altura que los hombros de los peregrinos le permiten alcanzar. Desde ese lugar puede (San José) observar el comportamiento de los choreros durante el año transcurrido. Durante el trayecto, la comunidad sale de sus casas a saludar al patrono, agradeciendo o pidiendo bonanza para este nuevo año.

En todo momento suenan con fuerza ritmos de bombos y cajas que se repiten una y otra vez, impregnando una atmósfera festiva, la cual atrae a las distintas generaciones que ya no viven en Los Choros, donde se reúnen las familias y confirman su identidad chorera.

REBALSE

La fiesta religiosa produce la convergencia de los distintos pueblos que componen el territorio, produciendo de alguna manera el rebalse de los límites imaginarios que dividen los poblados, generando la interacción de puntanxs, trapichanxs, chorerxs, higueranxs, carrizalinxs, chungunganxs, y llanerxs, los que se encuentran y comparten como iguales ante la religiosidad y la fiesta que se desarrolla durante estas jornadas.

Bitácora de la residencia
« Ir a residencia