MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: La ruta  ancestral de la memoria del agua Los Alamos, Biobío - 2019 Residente: Daniela Andrea Pizarro Torres
Publicado: 10 de marzo de 2020
Sin fecha

 

Son dos actividades que quedan pendientes de relatar.

La crudeza del camino hacia Trongol bajo,

las imágenes de la extracción que presenciamos

provocándonos un fuerte impacto emocional

al ver la violenta explotación industrial del agua.

Pero aquí aparece su contraste,

las cálidas bienvenidas de las familias de Trongol,

los hogares donde llevamos los textiles

para comenzar un nuevo recorrido.

Nos reciben con almuerzo, once, chicha casera, mate.

Una mujer de edad recorre el textil con las manos

nos habla, con pocas palabras, sobre puntadas y terminaciones.

 

La segunda experiencia es la alegría

que nos produce haber llevado los textiles

a la Escuela “El Trencito” de Temucho chico,

las reacciones, las risas, de los niños de básica

parte del curso de arte de Ximena, profesora que nos recibió con cariño

y nos contó todas las actividades artísticas que los niños realizan,

especialmente para el día del libro.

Este encuentro estuvo lleno de preguntas,

ante el trabajo y los relatos,

y es otro acercamiento, otras emociones

como vivimos con Vicente en la biblioteca.

 

Ambas son experiencias que deben ser escritas en detalle.

Nuestra ruta continuaba hacia escuelas y pueblos,

pero en los siguientes días todo cambió.

 

El impacto que genera la pandemia a la comunidad, a nosotros, a la residencia…

aún no podemos traducirla en palabras o reflexiones.

Con mucha dificultad tuvimos que pausar nuestro recorrido

y volver a nuestros hogares.

Pensamos aún que aquí hay una pausa no un cierre.

 

Hemos decidido entregar esta bitácora como gesto de agradecimiento

a todas las personas que fueron partícipe de esta ruta.

Decidimos nombrar este texto por Antihuala.

Queremos agradecer por todo lo entregado,

todo lo que nosotros hemos aprendido de ustedes,

el recibimiento que nos han brindado.

 

Hasta muy pronto.

 

Daniela, Jorge y Gabriel

« Ir a residencia