MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Museo vivo y Galerías imaginarias. Cerrillos - Centro Cultural Tio Lalo Parra , Región Metropolitana - 2019 Residente: Paula López Droguett
Publicado: 19 de enero de 2020
Casate niña

Las cocinerias se han vuelto un lugar común en cerrillos y así también sus maneras, el abrir la casa para otrxs, lxs transforma en anfitrionxs de costumbres, saberes y sentires. Y así como lo hizo Margot Loyola con la música y la danza, nos sentimos recopilando sus conocimientos por medio de la conversación podemos ver que se entre cruzan hasta el momento todxs lxs lugares y personas que hemos ido conociendo, existe una identidad y una prioridad en el compartir muy lejana a este individualismo capitalino que se espera encontrar. La relación del grupo, la necesidad del otrx para realizar sus proyectos nos da un camino a explorar al cual felices nos adentramos.

 

Ya que con anterioridad nos contaron de la cocineria Calfucura, decidimos conocerla nosotrxs mismxs, al llegar nos vemos envueltxs en un bello ambiente de campo y vida en medio del cemento que es lo más común en esta comuna industrial. Somos recibidxs por hermosos peces koi en una pequeña fuente construida para ellos, bajo techo, penden canastos y hermosas plantas que mantienen el ambiente fresco y familiar, la comida es exquisita y lxs dueñxs se encargan de responder todas nuestras dudas con un entusiasmo que facilita todo, Juan Calfucura el hijo menor de la familia se muestra muy dispuesto a enseñarnos lo que queramos aprender de su cultura y la búsqueda que su familia inició hace ya 10 años, nos comenta sobre el nacimiento de la cocineria y la intención de acercar los conocimientos ancestrales a la comida local así como también lo importante de perfeccionarse en conocimientos técnicos relacionados a una mejor alimentación, una de las cosas que mas llaman nuestra atención es que realizan una antropología de la cocina mapuche y sus costumbres, un estudio y recopilación que ya hemos visto en otros lugares y personas, una manera de acercarse a lo que apasiona desde lo global de un oficio, sin las separaciones a las cuales estamos tan acostumbradxs. Esta manera es desde lo amoroso, y muy sensible. Con una necesidad de aprender y conocer, de mejorar y así poder compartirlo con otrxs. Nos sentimos en el mismo camino y podemos ver como en su relato, juan se cruza, con cuequerxs, bailarinxs, cocinerxs, artistxs,dirigentxs que hemos conocido. Así nos damos cuenta que el cocinar, el arte y el compartir son experiencias sensibles que se cultivan con pasión, cerrillos en lo que hemos podido ir conociendo, trabaja desde ahí y queremos poder relevar estas maneras. Quedamos comprometidxs para volver y compartir con su madre la señora Juana.

 

Por la tarde nos reunimos con las cerrillanas, mujeres auto convocadas feministas en el centro cultural lalo parra, seguimos aprendiendo de las desigualdades de genero que se hacen presentes en la comuna, y de sus necesidades como grupo, nos volveremos a reunir en lalo parra la próxima semana, y comenzaremos a trabajar juntxs para colaborar en sus ideas y necesidades.

 

 

« Ir a residencia