MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: La raíz del poema Pencahue - Batuco, Maule - 2019 Residente: Daniel Jesús Díaz
Publicado: 15 de diciembre de 2019
Donde comen dos comen tres

Jueves 12 de diciembre de 2019

Hoy mientras preparábamos el almuerzo apareció por la casa el vecino Fabián Pastor para pedirnos agua. Como donde comen dos comen tres, lo invitamos a almorzar. Aprovechamos de conversar de manera más íntima sobre la localidad, nos contó que trabaja para otro vecino, Víctor, llegado desde Rusia hace un par de años, quien se dedica a la apicultura. Una vez comidos, Fabián se fue y nosotros nos quedamos planificando algunas visitas que pretendemos hacer.

 Más tarde, salimos a explorar el cerro cercano para reconocer la flora nativa del lugar y su relación con los monocultivos de pinos. Encontramos peumos, arrayanes, maitenes y boldos, además de eucaliptos, árboles que al igual que los pinos, fueron traídos hace muchas décadas atrás desde Australia por su potencial económico. Recogimos muestras para estudiarlas en casa con más detención. Observar sus diferencias, sentir sus aromas, reconocerlas en definitiva. Cada hoja es un verso o poema en sí mismo que queremos descubrir. Subimos bastante por los senderos, por lo que para prevenir un regreso complejo, decidimos bajar antes de que se oscureciera.

 Al llegar a La Aguada, nuestras vecinas de la casa de al lado nos estaban esperando con una bandeja de huevos frescos. Nos quedamos conversando un rato sobre los árboles que encontramos y sobre la vida rural en comparación con la ciudad. El gesto de regalar, invitar y compartir es algo que nos vuelve tan humanos, pero que la alienación de las ciudades nos hace perder. Estas acciones y reflexiones nos están marcando el terreno poco a poco en estos pocos días de estadía en la zona, sin duda.

 Como al salir habíamos dejado una masa de pizza leudando, nos despedimos para ir a preparar la cena. Cuando estábamos en eso, nos llamó Fabián Pastor por teléfono para invitarnos a comer a su casa que queda en la carretera camino a Curepto. Decidimos guardar la masa para prepararla mañana, encendimos la camioneta y nos fuimos a cenar con él y su pareja. Conversamos bastante y cantamos unas cuecas, aprovechando nuestros conocimientos sobre el tema. Surgieron varias ideas musicales para dialogar junto con la comunidad para ver si les hacen sentido y así desarrollarlas durante el verano. Nos regresamos directamente a dormir.

 

 

Viernes 13 de diciembre de 2019

 

 Hoy fue un día nublado. Aprovechamos de trabajar al aire libre en la plaza de la iglesia, pero antes Eliana hizo un pan para las vecinas. Nos lo recibió Monserrat, la vecina de 10 años que baila cueca, quien está muy interesa en ser parte de algunas de las acciones que convocaremos para enero.

 Al regresar nos encontramos en el camino de tierra con una serpiente aplastada y seca que recogimos para examinar en casa. Batuco nos llama constantemente a explorar su flora y fauna de una manera cotidiana. Todo nos parece poético y queremos conocerlo tanto desde nuestra mirada ingenua como desde los saberes que los vecinos nos comparten cuando les preguntamos por tal o cual cosa.

Al continuar el camino nos encontramos con la señora Luzmila, quien estaba regando su jardín frontal. Nos comentó que mañana tendrán paseo de fin de año junto con el club de adultos mayores. Le deseamos buen viaje y nos despedimos. Al llegar a casa se nos echó la yegua de inmediato de tanto trajín.

 

 

Sábado 14 de diciembre de 2019

 

Tuvimos cabildo por el agua convocado por el MAT de Talca (Movimiento por las Aguas y el Territorio) en coordinación con Valeska González, integrante del Comité de Salud de Batuco. Nos sumamos para aprovechar de interiorizarnos un poco más sobre el tema, puesto que es de relevancia para la comunidad y podría ser un aspecto sobre el cual trabajar desde la residencia.

 Los vecinos y vecinas que llegaron participaron activamente y aclararon varias dudas que tenían sobre los aspectos legales que rigen el acceso al agua en Chile. Al finalizar, tomamos la palabra para convocar a continuar debatiendo e informándonos sobre el tema, esta vez de manera autónoma. La comunidad presente estuvo de acuerdo y quedamos de reunirnos el viernes 20 a las 19:00 horas. Nos comprometimos a realizar un afiche para convocar a más habitantes de la localidad.

 Al terminar nos fuimos raudos a tomar once con Daniel Tovar, el presidente de la junta de vecinos de Batuco Centro, y su esposa Gloria. Nos invitaron a tomar té con unas empanadas caseras muy jugosas. Charlamos sobre Batuco y las actividades culturales que se han realizado en el tiempo. Concordamos en realizar alguna acción durante la semana batucana, la que se realiza durante la primera semana de febrero. Aprovechamos de consultarles sobre el uso que se le da a la sede vecinal y quedamos de juntarnos el próximo sábado para ver de qué manera trabajar en el patio trasero del terreno. La idea de la brigada que conformamos hace unos días es construir ahí un huerto móvil. Quedamos de acuerdo también en realizar una actividad con los niños previa a la entrega de regalos que tendrán ese mismo día sábado 21 de diciembre.

 Después de comer nos mostraron el huerto que la señora Gloria ha ido construyendo pacientemente en forma de terrazas en su patio. Hablamos de las propiedades medicinales de muchas hierbas que tienen plantadas y de la poesía presente en todo ese conocimiento. Quedamos de volver a tomar té y seguir con el diálogo constructivo que iniciamos. Al despedirnos, nos regalaron unas empanadas, las que recibimos con mucho gusto. Prometimos volver con un pan casero para la próxima.

 De noche salimos a mirar la luna llena y las estrellas para reconocer los cielos que no vemos con las luces de la ciudad.

 

 

Domingo 15 de diciembre de 2019

 

Fuimos a Maule Sur, localidad de Colbún, comuna de la Región del Maule. Aprovechamos el relativo relajo para participar por internet de la consulta ciudadana nacional que impulsaron gran parte de los municipios del país. Lamentablemente ni Pencahue ni Colbún se sumaron, negando la posibilidad a sus pobladores para que expresaran su opinión sobre cuál sería para ellos el mejor mecanismo para la redacción de una nueva constitución, además de expresar sus respuestas sobre otros aspectos de relevancia.

   

« Ir a residencia