MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: La raíz del poema Pencahue - Batuco, Maule - 2019 Residente: Daniel Jesús Díaz
Publicado: 1 de enero de 2020
Encuentros espontáneos

Fuimos nuevamente a Talca para hacer trámites. Al regresar a Batuco, durante la tarde, salimos a caminar en dirección a Los Álamos para estudiar la cancha donde construiremos el invernadero, instalación poético visual a través de la que buscamos como brigada cultural batucana resignificar la relación de la localidad con la tierra, para desde ahí, como una puerta de entrada, elaborar más acciones dentro del proceso. En el trayecto nos quedamos conversando un rato con la señora Mariana y don Celín, vecinos de La Aguada, la población donde vivimos. Compartimos algunos conocimientos mutuos sobre plantas y quedamos de vernos en otro momento para charlar de manera más extensa.

 

También nos cruzamos con Jeanette, quien cada vez que nos ve nos dice que somos sus vecinos regalones. Al llegar a Los Álamos nos encontramos con Paulina, integrante de la brigada cultural, quien venía de una actividad de los bomberos, cuerpo del que ella es parte hace dos años. Nos regaló un completo que traía en las manos, el que recibimos con gusto. Estuvimos hablando sobre la población, su vida y sus anhelos. Nos contó que como no había seguido estudiando después del liceo, ha tomado cada curso que puede y que por eso mismo, por esa inquietud de aprender muchas cosas, se convirtió en bombera. Supimos por ella el nombre de la cantora campesina que existió en la localidad, la misma de la que nos habló Mauricio Bravo hace unas semanas, la señora Orlanda Fuentes. Esta es una buena noticia, pues nos abre una ventana a la exploración de la memoria musical de manera más concreta. Veremos cómo evoluciona el tema con el pasar de las semanas. Mientras tanto, seguimos explorando caminos para llegar a una obra colectiva que haga sentido a la comunidad.

 

Martes 31 de diciembre de 2019

 Íbamos a quedarnos en casa, pero decidimos bajar a Talca. Pasamos la víspera de año nuevo con Francisca Burgos, artista visual integrante del equipo externo de la residencia, junto con su familia y amistades. Conversamos bastante e hicimos una ofrenda frente a una fogata. Escribimos cosas malas que queremos dejar atrás y las lanzamos al fuego para que se consumieran.

 

 Miércoles 01 de enero de 2020

 Primer día del año 2020 de acuerdo al calendario gregoriano. Fuimos a Iloca a conocer un poco más de las zonas cercanas a Batuco para ver de qué manera podemos incluir algo de estas en las acciones que realizaremos durante enero. En el camino nos encontramos con una biblioteca popular llamada Fernando Quilodrán en Curepto, la que nos llamó la atención porque conocimos al poeta en vida y no sabíamos que él era de la zona. Nos encontramos también con la vecina que nos arrendó la casa, Roxana, y su madre, la señora Luzmila, quienes andaban paseando por las playas de Iloca y Duao. Nos regresamos de noche con precaución por las curvas del camino en plena cordillera de la costa maulina. Curvas y cerros que cada vez nos son más familiares.

 

« Ir a residencia