MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Tesoros del Cerro Andacollo, Coquimbo - 2019 Residente: Claudia del Fierro
Publicado: 29 de enero de 2020
Yo te invoco a ti, Anta Coya – Parte 1

Hoy trabajamos en la escuela de verano. En la puerta de la sala, un letrero que dice RADIO y un banderín rojo que anuncia cuando estamos grabando. Desde el lunes hemos recopilado y transcrito las versiones del cuento que se han realizado hasta ahora y logramos editar un guion. Nuestra meta es poder grabar, al menos los diálogos y la voz del narrador, para poder ir armando el audio y que las niñxs puedan escuchar los resultados. Repartimos el guion y nos sentamos en círculo. Ensayamos, una y otra vez, primero solo voces y luego incorporamos la banda sonora de viento, tormenta, animales, cadenas que se arrastran, batallas mágicas.  La historia dice así:

Había una vez un indio llamado Collo, que vivía en la montaña. (sonidos de montaña, viento suave, pájaros…)

Un día afuera de su casa el indio se encontró a una guagua. Al tomarla se dio cuenta que tenía dientes de oro (sonido de guagua). Luego de esto la guagua desapareció.

Desde ese día, esto le trajo fortuna al indio, con lo cual pudo comprar algunas cosas, entre ellas un perro negro (sonido de perro)

La persona que se lo vendió no le advirtió que el perro llevaba una cadena. Con el tiempo se dio cuenta que el perro era maligno por llevar esa cadena (sonido de cadenas que se arrastran y sonido de perro)

Indio: Esto es lo que te hacen daño… ven. 

Entonces el indio quiso deshacerse de la cadena que arrastraba su perro. Para ello subió el cerro Curque con su burrito, y buscó un lugar donde enterrar la cadena (sonido de viento y pasos, sonidos de burro)

En la punta del cerro encontró un socavón. De pronto, entre las piedras, apareció un duende que vivía allí, cerca de la cantera. El indio al ver al duende se asustó mucho (sonido de sorpresa). A su vez el duende al verlo se enojó y empezó a lanzarle piedras diciéndole:

Duende: (Enojado) No deberías estar aquí.

A lo cual el indio respondió:

Indio: Solo vine a deshacerme de esta cadena (sonido de cadenas).

En ese momento comenzó la batalla entre el duende y el indio, (sonido de pelea, golpes, tierra y piedras que se levantan). El duende con mucha fuerza empuja al indio contra una roca. (sonido de un golpe mayor) El indio para defenderse invoca al espíritu de la montaña:

Indio: Yo te invoco a ti, Anta coya, sálvame de este peligro inminente, por favor.

Ante el llamado del indio apareció Anta Coya, que mira al duende y le dice:

Anta coya: Tu poder no se compara con el mío.

En ese momento se forma un remolino de viento y tierra que atrapa al duende. (sonido de duende en el remolino) Cuando deja de girar el duende es lanzado contra una roca (sonido de un golpe fuerte). Luego este se escabulle entre las piedras. En ese instante el indio se percata que, al alejarse el duende, la cadena se destruye desapareciendo en el aire.  (sonido de cadenas que se lanzan y caen).

El indio regresa a su casa en su burrito en la montaña y su perro lo recibe con cariño (sonido de pasos de burro y de ladrido de perro). En ese momento el indio se da cuenta que se había roto la maldición y que podría vivir en paz junto su perro por siempre.

 

En la segunda parte del taller grabamos las voces y sonidos en grupos reducidos. ¡Ya estamos listos para editar!

« Ir a residencia