MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: 282 Décimas a la redonda Portezuelo, Ñuble - 2019 Residente: Nicol Eliana Soto Meza
Publicado: 11 de marzo de 2020
Trancoyan: roble caído

 

Perdido en los cerros y fundos viñateros, entre angostos y serpentinos caminos, nos aproximamos a la sede vecinal de Trancoyan el bajo, no sin antes perdernos entre sus muchas quebradas y caminos vecinales, sin embargo, consultando a les vecines finalmente dimos con la ex escuela. Un lugar con una infraestructura excepcional, en el cual se tejen muchos sueños y cobija una gran cantidad de reuniones tanto del comité de adelanto del agua potable rural y la agrupación de junta de vecinos. Partimos a las 15:35 de Portezuelo con dirección a Trancoyan, previendo arribar a las 16:00, hora concertada para el encuentro, sin embargo, entre errar en el camino y la larga distancia: Paff! Llegamos tarde.

 

Gracias a la gestión de su presidenta (sra. Nelly), nos pudimos reunir en la ex escuela, con otres 6 vecinxs, alegres, entusiastas y cariñosas vecinxs, como es la tónica en cada uno de los encuentros en estos sectores mas alejados del pueblo. Nos faltó el tiempo para conversar, reír y disfrutar del sin número de historias, mitos y leyendas que conservan, manteniendo intacto el sentido y estilo de vida campesino, humilde y esforzado, unido y cercano.

 

En esta instancia, trabajamos en base a las herramienta de la cartografía social, con la cual, pudimos tener un acercamiento real hacia los desafíos existentes en el territorio y ponderar la importancia en la consecución de estos como una meta, de la mano del trabajo organizado, la colaboración y participación territorial: la constante a los territorios emanan de la consciencia del déficit hídrico y los esfuerzos por disponer de estrategias para producir desde los territorios, actividades económicas que complementen las funciones vitivinícolas, principalmente desarrolladas por hombres. Y es que las cosas para los pequeños productores del vino, está cuesta arriba, la falta de espacios colectivos para la comercialización y la constante baja en los precios del litro de vino.

 

Don Carlos, el único hombre vecino de Trancoyan presente, nos ilustraba al respecto y comentaba de las múltiples dificultades que se enfrentan año a año, escaseando los compradores locales, como mencionaba que era antaño, lo que hoy en día radica en compradores de grandes marcas de vino a nivel nacional.

 

Nos sorprende la versatilidad de los territorios y lo distinto que puede resultar cada uno de ellos, la geografía, su vegetación, su gente. Agradecemos la posibilidad de acceder y compartir cada uno de estos espacios, para la creación, el recuerdo y la proyección.

« Ir a residencia