MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Ichtaraqaña Chinchorra Camarones - Caleta de Camarones, Arica y Parinacota - 2019 Residente: Claudia Adriana Maricel Araya López
Publicado: 21 de enero de 2020
Bajó el río y fue hermoso

El día de ayer bajó el río de la cordillera. Las lluvias del altiplano no se hicieron esperar ya que al menos nosotras esperábamos que bajara en febrero o durante ese mes. Llueve (leve) todas las noches y madrugadas, hace calor húmedo, está nublado a veces, hay como cinco surcos en el humedal que dejan caer el agua y el mar se tiñó de café en casi toda la costa de la caleta. La pesca abunda en esta fecha, dicen que hay camarones en la mar, que al bajar el río éste los arrastra y hoy salieron muchos botes.

Para este domingo teníamos programada nuestra segunda intervención la que tuvimos que suspender por motivos de fuerza mayor, el río no nos deja colocar nuestras señaléticas que ya tenemos casi terminadas y que resultaron producto del trabajo de lxs niñxs de la caleta, de la recolección de conchas efectuada en varios días y en varios recorridos, del corte de flechas que realizamos para señalizar el sendero a la laguna y de todas las ideas que nos impregnaron las mismas artesanas de la caleta que trabajan las conchas de manera solidaria y generosa. Trabajar la concha es un trabajo hermoso, que requiere paciencia, imaginación y dedicación, ya que es un trabajo que involucra tiempo y días. Las y los niños/as lo saben y casi no tuvimos que explicar nada, lo sabían por que lo han visto toda su vida, ven a sus mamás y a sus tías hacerlo siempre y las conchas son lo que envuelve al alimento del mar que viene a ser el sustento de las familias.

Salimos a buscar conchas a la mañana a la playa que nos dijo Alejandra, queda a unos cuantos kilómetros del pueblo. Agarramos el viaje de César, compañero de Lupe quien ya nos facilitó el muro para nuestra tercera actividad que será un mural de conchas. Nos llevó al muelle y comenzamos a buscar, encontramos muchas, de diferentes tamaños y colores, erizos grandes en descomposición, piedras de diferentes formas y conchas muy pequeñas. Hoy terminaremos la señalética que guardaremos hasta marzo para poder colocarla.

La semana pasada hubo una reunión de turismo en donde asistió el alcalde de la comuna, la encargada de turismo y algunas personas más. Mi conclusión es que nadie considera a la caleta ni a sus habitantes. La realidad es que lo que ellxs piden no es escuchado y probablemente no ha sido escuchado nunca (un pueblo no puede no tener luz ni agua por más de 30 años). Tenemos la intención de poder llegar a concretar unas proyecciones de un festival de documentales de Arica (AricaDoc) el mes de marzo y (esperamos) que la comunidad pueda llevar a cabo su festival de música Chinchorro que tanto quiere.

 

Bajó el río y lo seguirá haciendo. Esperamos que siga su cauce. Nos adecuamos a los imprevistos del territorio y deseamos poder seguir dialogando con la comunidad. Este sábado será la reunión para planificar nuestro mes de febrero en la sede y esperamos poder tener convocatoria, ya que sabemos que una gran parte de la caleta tiene población flotante que va cambiando en las temporadas.

 

 

« Ir a residencia