MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Ichtaraqaña Chinchorra Camarones - Caleta de Camarones, Arica y Parinacota - 2019 Residente: Claudia Adriana Maricel Araya López
Publicado: 26 de enero de 2020
Los atardeceres se dibujan y la mar es su pelo

Hoy día comenzamos a esbozar el mural. Con las tizas de Don Jorge salimos con Samara, muñeca, Lorena y Benja en bici hacia lo de Lupe. El día de ayer en la reunión charlamos de cómo se imaginaban el mural y la presencia de la mujer fue un punto clave. La mar sería su pelo y miraría hacia donde se esconde el sol, dibujamos un bote, un sol enorme, la laguna y los cerros. El muro aproximadamente tiene un largo de unos 6 metros, por lo que pensamos que nos demoraremos unas dos semanas en realizarlo (según nuestros cálculos).  A la mañana salieron varios de la comunidad a realizar una limpieza del camino entre ellos don Jorge, Samara, su mamá, los perros y varia gente más. Resultó ser de que al cabo de media hora regresaron y traían al perrito de Samara atropellado por un camión. Había muerto. En el camino de Cuya a la Caleta los autos pasan muy rápido, lo mismo al la entrada, siendo una de las cosas que más encarecidamente solicitaron en la reu de ayer un cartel de Niños jugando (cosa que también se la han solicitado al alcalde en frente mío y no ha quedado en nada en más de una ocasión). Creo que recordé la muerte de mi viejo (que se fue unas tres semanas antes de comenzar la residencia). La recordé por que todos lloraban al mismo tiempo.

 

Cuando cayó el sol fuimos a enterrar a Hobbyt. Lxs niñxs le hicieron una lápida de madera con conchas (aprovechando los materiales utilizados para las señaléticas). Quedo muy hermosa. Con el barniz le pegamos un huesito con su nombre. Benja fue el del acierto. Don Jorge y la señora Ana llevaron tecito y chaparritas hechas por las propias manos de don Jorge. Hicimos una fogata, caminamos, vimos el atardecer de la caleta que es algo que me impresiona todos los días, compartimos, nos enterramos en la arena con la camioneta y fuimos los últimos en irnos ya con todo oscuro.

 

Hace tres días que el generador del pueblo no funciona por que con las lluvias se averió y no han podido prenderlo. Los cerros que ya tenían sal impregnada ahora están blancos por el viento, lluvias y camanchaca que no reciben durante todo el año. El río bajó y lo sigue haciendo, el calor pesado de al menos hoy, se fue por un rato.

« Ir a residencia