MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Ichtaraqaña Chinchorra Camarones - Caleta de Camarones, Arica y Parinacota - 2019 Residente: Claudia Adriana Maricel Araya López
Publicado: 30 de diciembre de 2019
Museo y Muerte: Nuevo año.

Viajamos a Arica el día 30 de diciembre. Lorena conoce la residencial de la “Tía Paty” que es bien cómoda y barata a las afueras de la terminal de buses. Decidimos viajar por varios motivos, entre ellos por que la casa de Don Jorge estaba familiarmente enfamiliada y consideramos que era un buen momento para poder hacer algunas compras y pasar el Año Nuevo. Teníamos pendiente desde hace mucho (desde antes de la residencia) visitar el museo de la UTA ubicado en el Valle de Azapa. Sabemos que muchas de las momias encontradas en Caleta Camarones, fueron llevadas a ese lugar, también sabemos que es un sitio que resguarda gran parte de utensilios y objetos que datan de esa época que debíamos conocer y observar.

Llegamos y comenzamos nuestro recorrido, arpones, anzuelos, piedras, petroglifos, aguayos, máscaras, vasijas. Con Lorena nos conocimos en Bolivia, ambas cursamos un seminario con Silvia Rivera llamado “Sociología de la Imagen” el año 2015. En ese viaje recuerdo, que por vías distintas las dos visitamos el Museo Etnográfico de La Paz y que ambas re visitamos el día de hoy acordándonos de la muestra de “Arte Plumífero”. La influencia de Tiwanaku en todas las culturas posteriores marca un precedente por su avanzado y adelantado conocimiento. En el caso de las momias de Chinchorro existe una evidente técnica y saber que va más allá del acto exclusivo de “preservar”. La cultura Chinchorro pensaba de manera filosófica, reflexionaba constantemente en el viaje de la muerte, en sus muertxs y en cómo constituían parte fúndante de su identidad.

Con Lorena reflexionamos, debatimos y conversamos bastante en el hecho de tener a cuerpos en un museo. Hablamos del respeto, del silencio, del ritual de la muerte y bajo en qué condiciones un cuerpo puede estar en una vidriera para ser visto por la gente qué pasa. Cuando estudié artes visuales en la universidad, recuerdo que cada vez más la obsolescencia del museo se dejaba entrever, se hacía crítica y se cuestionaba. Creo que a veces pasa lo mismo con el museo y las momias, no se puede hacer una lectura inocua cuando hay cuerpos encriptados en vidrios. Si bien no hacemos juicio al respecto, sabemos que es un tema que da para reflexionar y debatir, teniendo en cuenta que en Caleta Camarones la comunidad muchas veces es la que ha tenido que resguardar parte de las momias que aun quedan en el lugar. ¿Qué hay después del museo? O ¿Adónde queda la historia de lo clasificado? Serían cuestionamientos que nos hicimos (y que sabemos se hacen muchas personas más).

En esta entrada no hay fotos de momias, sólo de las cosas que nos parecieron relevantes como objetos, leyendas, ropa, tejidos, etc.

 

Pasaremos el Año Nuevo en Arica y veremos si podemos pasar también al museo del morro.

« Ir a residencia