MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Ichtaraqaña Chinchorra Camarones - Caleta de Camarones, Arica y Parinacota - 2019 Residente: Claudia Adriana Maricel Araya López
Publicado: 18 de febrero de 2020
El arte no está en los museos, el arte es caleterx

El día jueves tuvimos la visita ilustre de Sebastián Otaíza, artista ariqueño quien trajo la pintura spray para afinar (y proponer) detalles en el mural de lxs niñxs. En primera instancia, nos mostró toda la gama de colores propuesta, le hablamos del mural, contamos de lo propuesto y trazos ya realizados. Se tomaron varios acuerdos que básicamente apuntaban al uso de la pintura spray y a no pelear. Comenzamos afinando las olas de la mar, luego el pelo de la mujer, las nubes, cielos, peces y plantas marinas. Ámbar (6) hizo dibujos con trazos definidos, tan definidos que hicieron a un pollito marino y a un conejito (todo debajo del mar). El mural genera recuerdos y un espacio que las y los niños/as reconocen como propio. Me llamó la atención cuando escuche hace unos días que decían: -Nos juntamos en el mural- o cuando varios/as de ellxs visitan el lugar en donde se emplaza para poder conversar o jugar. Antes no era visitado ni frecuentado por ellxs ese espacio.

 

Dimos los toques finales: burbujas, estrellas de mar, plancton, huiros, arreglamos el bote que Benja en un momento esbozó con pintura, pegamos la gigantografía con el programa “Raster” de la fotografía de la laguna que en algún momento tomé con mi celular en donde aparecen lxs niñxs bañándose, arreglamos las olas para finalizar con los nombres de todxs lxs participantes, apareciendo hasta don Jorge que fue quien nos facilitó las tizas blancas para realizar los primeros dibujos sobre el muro rosa de Lupe y que los niñxs recuerdan hasta hoy.

Sin duda el aporte del Seba fue significativo y así todos los niños lo entendieron, asimilaron y recibieron. Paralelo a este magno evento, se realizaba el laboratorio de teatro en miniatura con les artistas de la sexta región, para después a la noche ver la obra de teatro que trajo la compañía “Ideario” en formato Lambe llamada “La Noche Estrellada” que contaba sobre la obra de Vincent Van Gogh.

 

Fue una semana bastante movida, emotiva y trabajada. Algo que conversamos con mis compas fue de respetar los tiempos de lxs niñxs de la caleta, de entenderlos y asimilarlos como móviles. Un día dijeron, -No queremos ir al laboratorio queremos ir a bañarnos al muelle. Nosotros dijimos OK, que podíamos correr el horario para que pudiesen hacerlo y accedieron sin problemas. Otros días, no llegaban y había que ir a buscarlos, así como otros días llegaban a la hora. Se encuentra en proceso la obra titulada “La Caleta Mágica”. Es una obra en formato pequeño, Lambe, en donde ya se grabaron las voces y relatos, hay guión y los personajes ya existen (físicamente), fabricada por lxs propios niñes. Es la historia de una pescadora que va a pescar al muelle con un zorro que es su amigo, un día la pescadora se convierte en buzo, para después convertirse en ballena con 4 ballenitxs (que son sus hijos) que pueden recorrer las profundidades de la mar. La obra tiene música, voces y esperamos poder terminarla pronto (ya terminamos el mural, nos falta dar por finalizados algunos otros procesos).

 

Estamos en la mitad de la residencia y nos faltan muchas cosas por hacer aún. Sabemos que lo poquito que podemos hacer en el territorio nunca será suficiente para poder lograrlo. Creemos que la cultura trasciende a la cultura Chinchorro, que el arte traspasa los formatos y autorías, que las personas son muchas más cuando se juntan. La caleta recibe a quien quiera venirse a vivir sin trabas y si bien hay códigos, la hostilidad no se encuentra adentro sino más bien afuera y en las personas que quieren sacarles. No lo digo yo, lo dice toda la caleta, lxs niñxs y adultos habitantes de este lugar.

« Ir a residencia