MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Ichtaraqaña Chinchorra Camarones - Caleta de Camarones, Arica y Parinacota - 2019 Residente: Claudia Adriana Maricel Araya López
Publicado: 12 de febrero de 2020
Decantar los procesos: Nos visitan dos artistas de la sexta.

El mural ha tomado más tiempo del previsto y así era de esperar. Vamos por las tres semanas de trabajo, con una entremedio un poco coja. Al fin de cuentas si va saliendo de a poco. Se han ido integrando niñes al trabajo así como también adultxs en el proceso. Hoy nos visita Sebastián Otaíza, artista ariqueño que vendrá a colaborar con el spray, válvulas y pintura para complementar nuestro trabajo. Les niñes le esperan muy ansiosos.

Paralelo a esto, ayer comenzó el laboratorio de teatro en miniatura realizado por Alfredo Muñoz y Elizabeth Robles, artistas de la sexta región. Llegaron en su mayoría niñes de diversas edades (7 a 13 años aprox.) En esta instancia pudimos armar un relato imaginado colectivamente que tiene relación directa con experiencias de la caleta, sus familias, la mar y la pesca. Este relato será representado en una obra en miniatura (un poco más grande quizás para que puedan manipularlo) y cada unx realizará un personaje y voz. Los personajes de la obra fueron seleccionados y nombrados por todes, así como también la historia y desarrollo. Fue hermoso. Alfredo y Elizabeth se están quedando en la casa que alquilo, andan viajando y se quedarán hasta el sábado, tienen una especial relación con el territorio de Arica, con la música afro y las artes desde hace bastante tiempo, Alfredo es amigo de Pichidegua.

 

Imprimir se ha hecho un ritual nocturno para les niñes de la caleta al interior de nuestra casa. Normalmente a las 20:00 (cuando se activa el generador), muy cansada al final de la jornada prendo la compu y la impresora, activo el internet del celu y buscamos imágenes para imprimir, son tres por cabeza y es por orden de llegada (hay una lista). Es un momento de felicidad absoluta ya que pueden ver sus imágenes en papel a color, a veces las recortan o las dejan en un cajón de mi casa para que así no se arruguen (hay un cajón especial para eso), otros las pegan en sus casas de Arica o de la caleta, y otros simplemente las atesoran. Pienso que algo hay que hacer con esto, aun no se me ocurre nada en particular, pero de momento las estoy guardando en una carpeta.

« Ir a residencia