MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO

BitácoraResidencias de arte colaborativo

Red Cultura
Residencia: Co-lugar, especies de espacios Chañaral - Población 26 de octubre y ampliación norte sur, Atacama - 2019 Residente: María Cecilia Coddou Mc Manus
Publicado: 10 de febrero de 2020
Co diseño del mural

A partir del pasado encuentro entre  Jorge Tabilo  perteneciente a la  agrupación juvenil y deportiva  de la población  26 de Octubre y Diego Vargas director de la agrupación juventud por Chañaral  perteneciente a Aeropuerto, comenzamos a organizar la actividad que vincula ambas agrupaciones  a partir de la intervención a modo  de mural en  la cancha de fútbol  de la 26 de Octubre.

 

En una primera instancia y para llevar adelante esta actividad,  Diego nos pone en contacto con Martin López, un muralista local que colaborara como guía de la actividad  para que los niños  trabajen el mural  con diferentes técnicas. Nuestro encuentro con Martin fue clave para entender cuales son  los pasos a seguir a la hora de encarar un mural con niños, la pregunta es cual será  la imagen a realizar?.

 

Co diseñamos el mural en dos partes,  las primeras conversaciones fueron con la agrupación juvenil  y sirvieron  para definir el espacio de la cancha a intervenir  para decidir una imagen general y una metodología de trabajo. Concretamos que el mural sea el logo del equipo de fútbol de la 26.

 

La siguiente etapa fue crear actividades  para los niños que nos ayuden a definir, a partir de sus intereses, diferentes imágenes que podrán ser el fondo del logo y que entre todos se pueda construir una imagen que englobe las individualidades.

 

La primera metodología fue a partir de dibujos en papel, queríamos que afloren los intereses de los niños a partir de dibujos libres.  Después de un rato,  inventamos un juego: nosotras les contaríamos historias de eventos sucedidos en  la 26 de octubre y ellos deberían interpretarlas en dibujos. La idea de estas actividades es  por un lado comenzar a soltar la mano con el dibujo, que los niños le pierdan el miedo al  “no se dibujar” e ir preparándonos para lo que será un gran lienzo. Por otro lado es una instancia para conversar sobre temas mas específicos del barrio que habitan, ya que dichas historias sucedieron cuando ellos no habían nacido.

 

Días mas tarde, realizamos una actividad que fue pensada para agrandarnos en escala  y acercarnos a la pared. A partir de tizas hicimos dibujos libres,  juegos etc.

Bitácora de la residencia
« Ir a residencia